viernes, 2 de agosto de 2013

LOS USKOS

(por Antonio Arnáiz-Villena. Edición y composición: Javier Marco)

No es fácil determinar la etimología de la palabra “usko”, que aparece en numerosas inscripciones de todos los pueblos y las culturas mediterráneas. Y a los que, por ese motivo, nosotros hemos antepuesto el calificativo de “uskos”. La encontramos en los textos ibéricos, canarios, etruscos, bereberes, egipcios y hasta en la toponimia más antigua del nuevo continente, donde uno de los principales glaciares de Alaska lleva el nombre de “Matanuska” (ama-atan-uska); una denominación que no es fruto del azar, ya que va acompañada de dos vocablos emblemáticos del lenguaje religioso-funerario de la puerta (ata y ama). Curiosamente, no aparece “usko” en el léxico vasco actual, pero si como un vocablo de la composición “Gipuskoa” (Guipúzcoa). Si aparece “eusko=vasco” en el léxico. Quizá, “usko” cayó en desuso con la desaparición de la religión de los adoradores del fuego, cuya presencia se puso fin hacia el siglo X d. C.

El término “usko” es probable que existiera hasta entonces, y fuese un derivado de la voz “uts”, que significa “puro, sin mezcla” en euskera, que puede tener un sentido tanto étnico como religioso o ambos a la vez. En la lengua euskera podemos aun encontrar algún rastro de esta antigua palabra en la composición “uskurtz”, que significa “religión” en el euskera “pre-batua”. “Usko-Urzi” se interpretaría como expresión de “puro” (usko) y “Urzi” (dios) y formaría la palabra “uskurtz” También es componente modificado de “euskal=vasco”. “Euskal” y “eusko” significan ambos “vascos”. Estos términos coincidirían con el remoto significado de “oriundos” o “del país”, que se asimilaría antiguamente a “usko”.

Es curiosa, con relación a lo que estamos tratando, la comparación con el pueblo hermano de Italia: los etruscos. Según los historiadores romanos se llamaban a sí mismos “errasena” o “arazena” que significa en euskera “la tierra de los difuntos o antepasados” (“ara”=tierra; “zena”=el muerto). Sin embargo este pueblo ha pasado a la historia como “etrusco”, por motivos sobre los que sólo se puede hipotetizar, que se puede traducir igualmente desde el euskera como “etorr” y “usko”, o lo que es lo mismo “los que proceden de los uskos o puros”.





Figura: Lápida líbica o paleo-bereber con inscripción que se traduce en el texto



Se encuentran inscripciones en lápidas paleo-BEREBERES Ref.1 donde aparecen los “uskos” (véase figura).

Transliteración (de arriba abajo y de izquierda a derecha):
d(a)m(u)-h-usku-h-(a)ma-(a)ra-(a)t(a)n.
Lengua vasca: damu  Ref.2, Ref.3.– usku – ama – ara – atan
Traducción: arrepentido – usko – madre – tierra – en la puerta
Redacción: Usko arrepentido en la Puerta de la Madre de la tierra.

Asimismo, LOS ÍBEROS también utilizaron este nombre. Ref.4 Aparece en algunos textos de epigrafía ibérica. Como ejemplo podemos citar el plomo de Yátova (Valencia), donde se refiere el interrogatorio de un prisionero “celta” Ref.5, que hablaba muy mal el “usko”. Textualmente dice uno de los párrafos que el prisionero emborrachado “confesó en un oscuro “uska” ”.

LOS “AUSKOS”, antigua gente residente en Las Landas, Aquitania, llevan en su nombre la palabra “usko”.

LOS ELAMITAS Ref.6, Ref.7. del hoy día Irán también tienen tablillas con la inscripción “usko”.

Existe un oasis en el alto EGIPTO que lleva por nombre la significativa composición de “KURUSKO” (“kur”=adorador; “usko”=puro). Se encuentra situado en el curso del Nilo entre la presa de Asuan e Idfu.

Por esta proliferación de “uskos” en los pueblos del Mediterráneo se llamó a una serie de pueblos, muy probablemente procedentes de inicio del fértil Sáhara, pueblos uskomediterráneos.




REFERENCIAS

1. Las letras haches sirven de guiones, tanto en el bereber arcaico como en otras lenguas uskomediterráneas, como es el elamita y por supuesto no se pronuncian. Aquí.

2. Chabot J.B. Recueil des Inscriptions Libyques. Imprimerie Nationales, Paris, Francia, 1940. Aquí.

3. Arnaiz-Villena A. y Alonso García J. Egipcios, bereberes, guanches y vascos. Nueva Edición. Editorial Visión Libros, Madrid, España, 2011. Aquí.

4. Diccionario Ibérico-Euskera-Castellano Aquí.

5. ¿Son Íberos los Celtas?

6. Stolper M.W. Texts from Tall-i-Malyan (Elamite Administrative Texts). Occasional Publications of the Babylonian Fund 6, Philadelphia, Estados Unidos, 1984. Aquí.

7. Arnaiz-Villena A. y Alonso García J. Caucásicos, turcos, mesopotámicos y vascos. Nueva Edición. Editorial Visión Libros, Madrid, España, 2013. Aquí.

2 comentarios:

  1. No existe ninguna raíz 'usko' en euskera ni en ibérico. La única raíz (compuesta) en relación con los vascos es 'ausk(o)', un compuesto de aus- o aws-, y del -ko 'sufijo de origen' bien conocido. El resultado moderno es evidentemente 'eusko'.
    La raíz aus-/-aws- podría estar relacionada con el concepto y la palabra vasca 'auso' (Cf. el nombre del aquitano-romano Ausonius, que descendía de terratenientes cerca de Burdeos), así que 'ausko' podría significar 'del auso'. De toda manera era el nombre (Ausci, según los romanos) de una tribu vascónica. En boca de no-vascos (godos p.e.) la raíz aws- sufrió metátesis > was-/guas-, y de ahí: 'vascos/vascones' y 'guasconia > Gascuña'. Lo que significa que 'vasco' quiere decir en realidad: gascón, es decir Aquitano.

    El nombre de los etruscos es un nombre dado por los romanos, con el sufijo indo-europeo -sko (que tiene un significado similar al vasco, cf. Antonio Tovar), cf. inglés '-ish' (de -isko). Ver Brugmann. También los llamaban 'Etrusci' o 'Tusci'(sg. Tu(r)scus). El nombre viene de Grecia donde los llamaban Tyrsenoi o Tyrrhenoi, entre otros. El nombre de los Tusci aparece también en él de su país, Toscana, y en el mar enfrente, el Mar Tirreno. Parecen haber venido del Mar Egeo en el siglo 13 a.C., época de grandes revueltas en el Mediterráneo oriental (los 'Pueblos del Mar', guerras sucesivas de Troya...,dando lugar a la leyenda popular de la odisea de Eneas, la inspiración de Vergilio), porque en el siglo 6 a.C. todavía se hablaba una lengua casi idéntica en la isla de Lemnos cerca de Turquía. Según el Prof. Mario Alinei, la lengua sería de tipo urálico oriental(con influencias indo-europeas): lo menos que se puede decir es que esta hipótesis permite explicar el nombre de ciertos números hasta diez, y los títulos de ciertos líderes etruscos.
    Es conocido que las lenguas urálicas orientales contienen muchos elementos altaicos (turcos) por vecindad duradera en tiempos muy remotos, y también en nuestra edad media (húngaro). Eso explica otras cosas mencionadas.

    ResponderEliminar
  2. Por si es de interés, una revisión de la etimología de euskal/eskual/uskal con inclusión de esta teoría de 'los uskos', en http://www.amaata.com/2014/03/eusko-eskual-ausko-baskoin-wasco-guasco.html

    ResponderEliminar